fbpx
Seleccionar página

Los medicamentos son una de las principales herramientas terapéuticas para mejorar la calidad de vida y cuidar la salud de la sociedad. Sin embargo, si no son utilizados según las pautas del médico, los beneficios que nos aportan pueden verse disminuidos.

Se estima que hasta un 48% de los españoles comete algún error a la hora de seguir el tratamiento médico. Entre ellos, olvidarse de tomar el fármaco es el fallo más común, ocurriéndole a la mitad de los que presentan alguna falta de cumplimiento. Si además tenemos en cuenta que hay personas que necesitan tomar una medicación crónica o varias pastillas en el mismo día, las posibilidades de despistarse con alguna de ellas aumentan considerablemente.

Los SPD y los pastilleros, una solución a los olvidos en la medicación

Tomarse la medicación en la dosis adecuada, en las horas pautadas y durante los días que ha prescrito el médico es imprescindible para garantizar su efecto y que la salud mejore.

Desde SDM (Sistemas de Dosificación de Medicamentos) ponemos a tu disposición distintas soluciones para que los olvidos de la medicación sean cosa del pasado. Con su uso, será mucho más fácil realizar el seguimiento de la medicación ya tomada y de la restante. Es importante conocer las características de los distintos tipos de ayuda para escoger la opción que más se ajusta a las necesidades de cada paciente.

 

Los pastilleros semanales, una opción básica y útil para personas autosuficientes

Bajo este término encontramos muchos tipos distintos de contenedores de pastillas, desde lo más simple (con solo un compartimento por día para el almacenaje de la medicación) como es nuestro pastillero waterproof, hasta los más sofisticados, combinando un sinfín de posibilidades.

Los pastilleros son muy cómodos de transportar y son ideales para tomar la dosis del medicamento correcta en el momento adecuado siempre, y cuando el paciente sea autosuficiente y esté en plenas capacidades cognitivas, o bien disponga de un cuidador o familiar que pueda preparar el pastillero y realizar un seguimiento diario.

Hay distintas presentaciones de pastilleros, tantas como necesidades distintas de los pacientes. En nuestro catálogo encontrarás desde pastilleros semanales con un compartimento por día hasta pastilleros bisemanales con dos compartimentos por día, para separar las tomas de la mañana y de la tarde.

 

El SPD es la herramienta más sofisticada y efectiva para garantizar la continuidad del tratamiento

Si hablamos de personas de edad avanzada o pacientes en los que sus capacidades cognitivas se ven comprometidas, hay que dar un paso más allá y apostar por los SPD. Hablamos de un servicio que se presta desde la farmacia comunitaria y que permite, además de minimizar los errores y olvidos, que el paciente no tenga que retirar su medicación y que haya un control exhaustivo del tratamiento crónico de esta persona.

Como ocurre con los pastilleros, hay infinidad de soluciones en el mercado: con distintas tomas, con colores y pictogramas para hacer más intuitiva la toma de los medicamentos, con sistema abrefácil… ¡incluso existen SPD para mascotas!

 

¿Cómo funciona el SPD?

 En el Servicio Personalizado de Dosificación, las farmacias preparan un dispositivo sellado, organizado por días y por franjas horarias con la medicación necesaria. El farmacéutico responsable de este servicio, cumpliendo en todo momento con los protocolos de seguridad y rellenando un registro para garantizar una trazabilidad total, prepara la medicación semanal de la persona. A través de ese registro, además, se obtiene una información precisa del paciente donde se pueden detectar incompatibilidades entre medicamentos.

 

De esta manera desaparecen los errores de administración, ya que el SPD está sellado y es fácil realizar un seguimiento de las tomas que se han realizado y de las que no. Normalmente, las farmacias que ofrecen este servicio pueden comprobar el cumplimiento de las pautas establecidas, ya que los pacientes deben entregar el SPD de la semana anterior. En cambio, el pastillero se puede abrir y cerrar las veces que se quiera, por lo que este control no es posible.

Además, optar por esta opción supone una reducción del stock de los medicamentos almacenados en casa y aporta seguridad y tranquilidad tanto al propio paciente como a su familia.

Si te estás planteando ofrecer el Sistema Personalizado de Dosificación en tu farmacia, o bien ya lo haces, pero quieres optimizar aún más el proceso y contar con las soluciones más innovadoras y útiles para tus pacientes, contáctanos y cuéntanos en qué podemos ayudarte. ¡Será un placer!