fbpx
Seleccionar página

En las residencias geriátricas, los tratamientos farmacológicos tienen como denominador común una alta complejidad para seguirse correctamente. La gran mayoría de pacientes sufren diferentes patologías, hecho que implica estar sometidos a diversos tratamientos. Por tanto, la media de consumo de medicamentos es bastante elevada.

¿Qué consecuencias implica?

Duplicar las tomas, olvidarse de algún comprimido o ingerir una dosis inadecuada son solo algunas de ellas. Estos errores en el cumplimiento terapéutico afectan de manera directa a la eficacia del tratamiento, además de que pueden dar lugar a interacciones y reacciones adversas. Por desgracia, este panorama es más común de lo que podemos llegar a imaginar.

Por suerte, existen diferentes opciones para lograr un control de la medicación en las residencias y que esto no suponga un tiempo excesivo por parte del personal de enfermería. Hoy os presentamos el Servicio Personalizado de Dosificación y sus principales beneficios. ¡No te lo puedes perder!

¿Qué es el Servicio Personalizado de Dosificación?

Se trata de dispositivos tipo blíster, generalmente con 28 alvéolos dispuestos en 7 filas, que corresponden a los días de la semana, y en 4 columnas para cada una de las tomas diarias habituales. Esta suele ser la opción más común, aunque en nuestro amplio catálogo puedes consultar todas las opciones que ponemos a tu disposición, con las que nos adaptamos totalmente a tus necesidades y a la de tus pacientes.

Estos son algunos de los beneficios de los que podrás disfrutar con nuestros SPDs:

1.  El fácil funcionamiento de este método garantiza su éxito. Hablamos de un método fácil y sencillo que llega ya preparado a la residencia, facilitando por completo el proceso de preparación y dispensación que se podía estar realizando hasta la fecha por parte del personal del geriátrico.

2. Seguridad en cada dispensación. El farmacéutico clasifica toda la medicación del paciente según la posología descrita, haciéndose responsable de la manipulación de la medicación y garantizando un control óptimo.

3. Adiós a las interacciones entre tratamientos y mejora la adherencia.  Es posible que entre los distintos tratamientos se encuentren fármacos que actúan sobre los mismos síntomas o que generan interacciones entre ellos y, por lo tanto, son incompatibles. Gracias a la supervisión de un profesional sanitario que gestiona la medicación a diario se detectarán y evitarán estos casos, aumentado la eficacia de los medicamentos.

4. El seguimiento de los tratamientos es mucho más rápido y fácil. Con tan solo un vistazo se puede constatar si el paciente en cuestión ha abierto el blíster y ha procedido a la toma o si no ha tomado todos los medicamentos.

5. Ahorro de tiempo por parte del personal de la residencia. Y, en consecuencia, un ahorro de costes o una optimización de este tiempo, que a partir de ahora se podrá dedicar a otros procesos.

Y todo esto sin olvidar la mejora de la calidad de vida de las personas residentes en el geriátrico. Suena genial, ¿verdad? Una de nuestras prioridades es hacer más fácil el proceso de gestión de la medicación y trabajamos día a día en la innovación de nuestros productos para ofrecerte siempre el mejor producto.

Si quieres más información, ponte en contacto con nosotros.