Generalmente, la gran mayoría de medicamentos que están en el mercado se envasan en cajas de cartón que contienen los blísters. Hay una posibilidad sustancial de que en un momento de descuido, los niños pequeños puedan abrir la caja y tragar su contenido.

Únicamente en Europa, 3.000 niños pequeños mueren cada año como consecuencia del envenenamiento de medicamentos o de intoxicación debida a la ingestión de productos químicos en el hogar. Y muchos de ellos deben ser tratados en el hospital.

Desde SDM  queremos contribuir a evitar los miles de accidentes de intoxicaciones medicamentosas en niños. Por este motivo hemos elaborado este listado de consejos.

leer más